30.5.08

Comunidades y calentamiento global de la atmosfera en El Salvador

Luis A. Mejía Orellana

Una generación planta el árbol y la

siguiente disfruta su sombra”.

Proverbio chino

“¿Qué rumbo tomamos ahora: el del caos o el de la comunidad?”

Martin Luther King Jr.

El calentamiento de la atmósfera o del aire que nos rodea es un efecto de elevación de la temperatura en ésta, provocado por la especie humana debido a la quema de combustibles en la industria y los vehículos de motor, la tala de bosques y las quemas de tierras para cultivos y para cosechar la caña de azúcar, entre otras; aun que también hay una contribución natural en mucho menor medida dada por los gases que vierten al aire los volcanes, los pantanos y la respiración de los seres vivos.

¿Y cómo es que ocurre?

Resulta que todas estas actividades humanas tiran a la atmosfera millones y millones de toneladas de unos gases llamados bióxido de carbono, metano, vapor de agua, ozono, oxido de nitrógeno, oxido de azufre y otras partículas que se acumulan en el aire (atmosfera) y entonces cuando la radiación solar llega a la superficie de la tierra, una parte de esta sirve para calentar los océanos, lagos, ríos, la tierra y para que las plantas puedan transformarla en alimento para que coman las demás especies; pero hay una parte de la radiación del sol que se refleja a la atmosfera, esta radiación es invisible a nuestra vista y solamente percibimos su calor, es la radiación infrarroja que al querer salir de la atmosfera choca con los gases contaminantes que hemos tirado en ella y ese calor se queda atrapado en nuestro medio y cada vez se ha ido incrementando porque cada vez vamos tirando más y más gases al aire.

Es parecido a cuando nos subimos en un bus que ha estado en el sol con los vidrios cerrados, sentimos de inmediato el inmenso calor que nos quema en su interior, entonces los vidrios son el equivalente a los gases del aire que no deja salir la radiación infrarroja o calor y hace que el aire en el bus se caliente. Imagínense si ese calor fuese permanente ¿qué pasaría?

La cantidad de gases que provocan el calentamiento se miden en partes por millón (ppm) y actualmente han alcanzado el equivalente por ejemplo en el caso del bióxido de carbono, de 380 ppm, este valor supera en gran medida a la cantidad vertida de manera natural en los últimos 650 000 años, y lo hemos hecha en solamente unas cuantas décadas. Se calcula que cuando se superen las 550 ppm los efectos serán catastróficos para la vida en el planeta.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) en su Informe de Desarrollo Humano 2007-2008 plantea la necesidad de tomar medidas inmediatas para revertir el cambio climático y afirma algo que no es ninguna novedad: “que los pobres del mundo están siendo y serán los más afectados con el aumento de la temperatura de La Tierra”; cuando hemos observado la gente que muere por el calor o el frío en los mismos países ricos, siempre se ha tratado de gente indigente o pobre que no tiene una vivienda digna con calefacción o aire frío para atenuar los cambios del clima del ambiente. Agrega que con el cambio climático se profundizarán las desigualdades económicas y sociales y agravará las condiciones de privación en que viven los pobres; lo que tampoco resulta nada nuevo ya que las desigualdades en el mundo se han ido profundizando sin culpa del cambio climático, sino por las relaciones injustas de intercambio comercial entre países pobres y ricos y por las injusticias en la distribución de la riqueza mundial que producen miles de millones de trabajadores y trabajadoras en el mundo.

Las comunidades de El Salvador debemos entender que si bien el cambio del clima no es algo que en este momento nos asusta tanto como puede ser el hecho de que tengamos una grave enfermedad y que nos digan que nos vamos a morir mañana; sí es una situación que paulatinamente va colocando en la cuerda floja la continuidad de la vida en el planeta y en nuestras comunidades, nuestros hijos e hijas y las hijas e hijos de ellos están amenazados; porque hablar de cambio climático significa hablar de aquellas cosas que nos permiten vivir cada día: se trata de la producción de nuestros cultivos, la soberanía y la seguridad alimentaria; que se han visto ya amenazadas debido a las prolongadas sequillas que hemos experimentado en años anteriores, el aumento de la temperatura (1998 fue el año más caluroso de las últimas décadas) y la disponibilidad de agua en zonas vulnerables; las amenazas por aumento del nivel del mar y exposición a desastres, de los que ya existen pruebas de las tormentas tropicales más intensas a medida que suba la temperatura del mar generando ciclones y aumento del nivel, nuestra población salvadoreña está bastante concentrada en la zona costera de país y sufrirá directamente estas consecuencias. Las amenazas son aún mayores cuando en los últimos 20 años se ha destruido la producción agropecuaria de una manera deliberada y sistemática por los cuatro gobiernos de turno del partido ARENA; se ha deteriorado el ambiente de una manera acelerada, tenemos la tasa de deforestación más levada de Centro América pese al boom de la reforestación que supuestamente realiza el “canje de deuda por naturaleza”; el tratamiento de aguas y desechos residuales en general, por las empresas, es prácticamente inexistente.

El aumento de la temperatura significará un revés a la salud humana, ya que en los últimos años hemos experimentado nuevos brotes y epidemias de dengue que se relacionan con el cambio del clima; ya hemos visto también el colapso de algunos ecosistemas, en 2005, la zona del Caribe oriental sufrió uno de los peores episodios de decoloración de corales que se haya registrado, los arrecifes de coral son ecosistemas que albergan una gran variedad de especies marinas que sirven de sustento para la gente. Fenómenos similares se están produciendo en otros países de Centroamérica.

Desde la era industrial la temperatura de la tierra a aumentado 0.7 grados Celsius; una gran variedad de especies, por ejemplo de larvas de camarones, peces, huevos de ranas, sapos, etc., no serán capaces de resistir a cambios mínimos de temperatura y por tanto ya no se podrán reproducir; se prevé que si la temperatura sube a 2 grados Celsius ocurrirá una catástrofe en el planeta que sufriremos principalmente los pobres e imaginen que los gases que estamos tirando hoy podrían aumentar hasta 5 grados Celsius la temperatura a finales de este siglo; que ocurrirá entonces con nuestros nietos e hijos que aún vivirán?


Los Estados Unidos emiten anualmente según datos del año 2004, 6 046 Megatoneladas de bióxido de carbono, principal causante del cambio climático y tiene una tasa anual de crecimiento de 25% de estas emisiones y un 21% de emisiones del total mundial y con solamente 4.6% de la población mundial; las emisiones Per Cápita, es decir emisiones de bióxido de carbono que en promedio hace cada gringo en un año, son de casi 21 toneladas (tenemos que afligirnos cuando un gringo nace por que es uno más que se acaba el planeta tal y como viven ahora); en comparación toda América Latina y El Caribe solamente emite 1 423 Megatoneladas, tienen una proporción de emisiones del total mundial de solo 5%, representan el 8% de la población mundial (casi el doble de la de E. U) y las emisiones promedio por habitante cada año son de 2.6 toneladas; esto significa que si queremos vivir como los gringos necesitaríamos varios planeta como la tierra (¿Y dónde los hallamos?). Este país se ha opuesto sistemáticamente a comprometerse con el Protocolo de Kyoto que manda a reducir las emisiones de gases de calentamiento global. Se oponen las multinacionales del petróleo y del automóvil, las empresas del carbón y Australia (el mayor exportador de carbón).

Desde nuestras comunidades debemos tomar algunas acciones y la primera de ellas es organizarnos para exigir la justicia en la distribución de la riqueza que generamos; exigir el pago de la deuda ecológica que tienen las potencias del Norte con nosotros desde hace más de quinientos años y además tomar acciones de formas distintas de comportarnos, no quemar la basura, no quemar las tierras para cultivo, desarrollar cocinas más eficientes para gastar menos leña, no decimos ahorrar energía porque no tenemos acceso a la energía suficiente, no decimos consumir menos porque estamos desnutridos y necesitamos consumir más calorías y proteínas, no decimos ahorrar agua porque casi no la tenemos; lo más importante es tomar conciencia y movilizarnos para luchar por salvar el planeta de la destrucción que le provoca el “sistema democrático de los nuevos liberales vencedores de las libertades” que tienen al mercado y al dinero como dioses.

¡¡Nadie más puede hacerlo por nosotros y nosotras!!


4 comentarios:

  1. Anónimo4:02 p. m.

    No digas q es culpa de ARENA!
    Idiota!!

    ResponderEliminar
  2. Anónimo4:11 a. m.

    Be Aware Using Pico Wallet Projector

    My homepage :: Epson Powerlite Home Cinema 3010

    ResponderEliminar
  3. Anónimo5:45 a. m.

    By using Trufig Design To create a Home Cinema

    My web-site Panasonic PT-AE8000

    ResponderEliminar
  4. Anónimo1:41 p. m.

    A good Television Ordering Guide

    My webpage :: eurocasino

    ResponderEliminar

Escribe aqui tus comentarios: